28 de Mayo de 2018

Ball Corporation anuncia una nueva inversión en Argentina

La empresa líder global en la fabricación de latas de aluminio para bebidas anuncia una nueva inversión para su planta de Buenos Aires, creando así una tercera línea de producción, la cual estará operativa a partir del segundo semestre de 2019. 

Esta novedad confirma el importante crecimiento del mercado de packagings para bebidas, siendo la lata de aluminio uno de sus principales protagonistas.

Esta inversión permitirá que Ball instale nuevos equipos de vanguardia que incrementarán la capacidad de producción de latas multi-tamaño, para satisfacer así las demandas del mercado Argentino y de países vecinos. Así, la compañía invirtió más de U$D 70 millones en los últimos dos años en el país.

“Estamos realmente comprometidos en hacer que el packaging más sustentable sea la ganadora en este mercado en crecimiento” dijo Carlos Pires, presidente de Ball Beverage Packaging Sudamérica.

Además, esta inyección de capital permitirá crear nuevos puestos de trabajo en Ball Argentina, ya que se abrirán aproximadamente 40 puestos de trabajo directos y 120 indirectos en el corto plazo.

Crecimiento de América del Sur

Como una confirmación del crecimiento del mercado de latas para bebidas en los mercados de América del Sur, y como se anunció previamente, Ball Corporation también construirá una planta de producción en Asunción, Paraguay, y para finales de 2019 mejorará la capacidad de producción de su operación chilena. De esta manera, la compañía podrá satisfacer la fuerte demanda de los clientes, suministrando una gran variedad de tamaños de lata.

La lata de aluminio es el envase más sustentable y más reciclado del mundo, con una tasa de reciclaje del 69%, según un estudio realizado por Resource Recycling Systems. En el mercado argentino, esta tasa llega al 79%. Hoy, el 75% de todo el aluminio que se produce se encuentra aún en circulación. Es por eso que las latas son un envase liviano, compacto y resistente, fácil de llevar a cualquier ocasión de consumo, como una fiesta o un partido de fútbol. Se enfría más rápido que cualquier otro envase, lo que ahorra energía significativamente. El aluminio también puede proteger el producto del daño físico, de los efectos del oxígeno y otros elementos, y mantiene la integridad, el valor nutricional y el sabor original de sus contenidos.