AmCham organizó un encuentro con profesionales deLatinoamérica para discutir sobre Nearshoring

En el seminario virtual se debatió sobre el nuevo escenario que los líderes deben abordar junto con sus organizaciones.

Buenos Aires, 22 de agosto de 2022.- La Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (AmCham), en conjunto con las AmChams miembros de la Asociación de Cámaras de Comercio Americanas en América Latina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú, República Dominicana y Uruguay) organizaron un encuentro virtual correspondiente al área de Trade & Investment: “Nearshoring: repensando las cadenas regionales de valor”.

El evento tuvo como principal objetivo abordar los desafíos de la cadena de valor, los riesgos, las mayores exigencias en los consumidores y la creciente tensión de suministros, a la que las empresas se enfrentan en el contexto actual a nivel mundial. El foco estuvo principalmente en las problemáticas geopolíticas, desafíos, oportunidades de desarrollo e inversión, y la importancia de trazar un plan a mediano plazo en conjunto entre empresas.

Entre los oradores convocados se destacó la presencia de José Poncio, experto en Supply Chain y Gestión de Riesgos, co-chairman del Programa de Trade & Investmet de AmCham Argentina y director Ejecutivo de Set Logística; Bernard Gilchrist Bustamante, CEO de Central Centro Logístico y de Negocios del Caribe S.A.S., presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Cartagena y Líder del Comité de Comercio Exterior de la Cámara Colombo Americana (AmCham Cartagena); Andrés Ochoa-Bünsow, consejero de AmCham México y presidente del Comité de Fomento a la Inversión y Desarrollo Económico y Christyan Peralta, VP del Comité de Facilitación de Comercio de la Cámara de Comercio Americana en República Dominicana (AMCHAMDR), director Comercial de Haina International Terminals (HIT), entre otros.

Durante el primer panel del encuentro, “La Regionalización de las Cadenas de Suministro: Latam”, Andrés Ochoa-Bünsow, consejero de AmCham México y presidente del Comité de Fomento a la Inversión y Desarrollo Económico, destacó: “la tendencia que vemos es la reducción en los flujos de inversión, de comercio, a nivel global. De 2008 al 2019 el comercio global se disminuyó en un 5%, provocado principalmente por la pandemia. Es obvio el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania, pero más en nuestra región vemos fenómenos políticos, como el llamado neoliberalismo. Estos fenómenos populistas, tanto de izquierda como derecha, están aprovechando la coyuntura y adoptan medidas antiglobalización”, y agregó “la lógica prevaleciente en la actualidad no es la globalización, sino dos grandes bloques comerciales, encabezados por EE. UU. y por China”.

Por otro lado, José Poncio, Bernard Gilchrist Bustamante y Cristyan Peralta, conversaron sobre los distintos riesgos y oportunidades que se presentan en la región actualmente. En ese sentido, Poncio afirmó “la crisis que vemos en todo el planeta arrancó en la pandemia y vino a poner en agonía una era, naciendo una nueva. En esta nueva era atravesada por la tecnología, la globalización quedó hackeada por distintos factores. La invasión de Rusia a Ucrania llega profundizando la crisis de las cadenas de suministro y por ende, poniendo en duda las virtudes de la globalización. Dicha agresión disparó muchas consecuencias, entre ellas la suba de los combustibles y la de los alimentos, agravando la incertidumbre y también la inflación en muchos países”, y agregó “nunca mejor aplicado el concepto VUCA para describir los escenarios futuros cercanos, caracterizados por tanta volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad de los mismos, y por ello resulta muy difícil poder prever y planificar, es decir garantizar la seguridad y la eficiencia de las supply chains.

De allí nace la virtud del Nearshoring, de la regionalización de las cadenas de valor que viene a reducir significativamente esta incertidumbre y la exposición a los riesgos. Hoy debemos preparar nuestras cadenas de suministros para que se desarrollen en las virtudes claves que les permitirán gestionar con éxito estos escenarios, siendo: seguras, ágiles, flexibles y esbeltas”.

Por su parte, Peralta comentó que “el impacto de las distribuciones de la cadena de abastecimiento a nivel global desde 2020 a la fecha ya son un hecho en toda la región de Latinoamérica. El desbalance de la oferta y la demanda, los barcos, contenedores, alimentos, fertilizantes, las congestiones portuarias que hoy día siguen siendo una preocupación, el aumento de los fletes marítimos y aéreos, el precio de los combustibles, todo esto nos está abrumando e impacta directamente a nuestra economía”. Y señaló también la importancia de “entender que estas disrupciones generan grandes oportunidades para nuestra región pues Latinoamérica representa en sí misma un interesante mercado de consumo, que en gran medida continúa siendo abastecido entre nosotros mismos”.

En tanto, Gilchrist aportó su punto de vista señalando que “los líderes empresariales debemos propiciar escenarios de cooperación público-privada que permitan crear políticas atractivas que seduzcan a los nuevos inversionistas y que fidelicen a quienes ya se han instalado”. Y enumeró una serie de ventajas que tendrían las compañías para considerar el Nearshoring en Latinoamérica, entre las que se encontraban: una ubicación estratégica que permita una gran conectividad reduciendo tiempos y costos logísticos, acuerdos y tratados comerciales con países de interés de mercado y un tejido empresarial robusto con ventajas en varios sectores productivos que favorezcan el encadenamiento productivo, entre otras.

Para dar cierre al panel, los oradores compartieron unas palabras a modo de conclusión. Poncio declaró que “se nos presenta una gran oportunidad para ayudar y favorecer el análisis público privado y creo que el camino es el comercio internacional. Los gobiernos se tienen que poner a trabajar en crear nuevos tratados y ¿por qué no? un tratado continental.” Peralta agregó que “estas reuniones entre las AmChams regionales van a aportar muchísimo. La cadena de valor ha cambiado en todo el mundo y vino para quedarse, y los gobiernos que no estén accionando hoy día para adoptar estas nuevas modalidades y aprovechar las oportunidades comerciales que se presentan, simplemente se quedarán fuera del desarrollo sostenible que promete el nuevo futuro del Nearshoring”, y por último Gilchrist reflexionó “es muy importante que busquemos consolidar estos esfuerzos de coincidir en los intereses de los empresarios de la región. Nosotros somos la base de la estabilidad de poder mantener las reglas del juego y de poder aprovechar las ventajas comerciales que tenemos en nuestros países”.