¿Qué opinan las CEOs argentinas?

KPMG difundió su encuesta mundial “Global Female Outlook 2020: Perspectiva mundial de mujeres líderes- Edición especial COVID-19”. Participaron de la muestra 675 CEOs de todo el mundo de las cuales 35 correspondieron a la Argentina. Opinaron sobre los cambios en las empresas, perspectivas de sus negocios y de la economía, tecnología, diversidad y sustentabilidad, entre otros temas.

KPMG difundió los resultados de la encuesta mundial a CEOs mujeres “Global Female Outlook 2020: Perspectiva mundial de mujeres líderes, Edición Especial COVID-19 Participaron de la muestra 675 CEOs de todo el mundo de las cuales 35 correspondieron a la Argentina. El universo de empresas está delimitado por organizaciones con ingresos anuales que van de los 500 millones de dólares a los 1.000 millones.

En líneas generales, las líderes consultadas ven a la pandemia como un potencial igualador de género. La desigualdad de género y el cambio climático se presentan como los dos principales temas en los que se sienten libres de la presión de sus partes interesadas para actuar; en este sentido, el 42 % dice que las actividades de sostenibilidad para reducir el cambio climático serán aún más importantes para las decisiones estratégicas posteriores al COVID-19. Por su parte, el 58 % afirma que quiere asegurar la sostenibilidad y los logros del cambio climático obtenidos como resultado de la crisis. Por último, el 42% cree que las medidas que su empresa ha tomado recientemente para combatir la discriminación y el racismo han sido importantes.

La opinión de las CEOs argentinas

El 71 % de las ejecutivas argentinas participantes de la encuesta tiene entre 3 y 5 años o más en el cargo. Igual porcentaje (72 %) tiene señority en cargos de gerencia o liderazgo porque poseen entre 11 y 20 años de experiencia en posiciones de management. Las actividades de sus compañías se desarrollan en los sectores bancario, automotriz, servicios, tecnología, energía, consumo y telecomunicaciones, entre los más importantes. El 40 % de las participantes informaron que sus empresas aumentaron sus ingresos a pesar de la pandemia.

A pesar de la pandemia y los desafíos que trajo consigo el 2020, al analizar los resultados de la encuesta es evidente que las ejecutivas argentinas demuestran la capacidad que tienen para manejar situaciones de incertidumbre. Al mismo tiempo, que se destacan por tener la sensibilidad necesaria en la conducción de equipos de trabajo, tomar decisiones rápidas y en el corto plazo en un contexto de incertidumbre como el vivido el año pasado. Por otro lado, en el estudio se observa que una mayoría se muestra optimista en cuanto al crecimiento de sus empresas para los próximos años y cree que innovar es la clave para ser competitivos. Casi todas las consultadas afirman que las empresas de la economía digital y el comercio electrónico serán las ganadoras de la crisis del COVID. También vale destacar que en estos tiempos de profundos cambios, las consultadas expresaron ser conscientes de que es central tener organizaciones que puedan adaptarse rápidamente a los nuevos desafíos y que para ello es necesario retener y capacitar a los planteles profesionales incorporando a la tecnología como un principal aliado. No por casualidad, el 94 % afirma que es importante monitorear el desarrollo tecnológico de sus empresas para no perder ventaja con la competencia”, opina Tamara Vinitzky, Socia Líder de Clientes y Mercados, Diversidad e Inclusión en KPMG Argentina.

Principales resultados de la encuesta a las ejecutivas argentinas

COVID-19

Un poco más del 60 % de las encuestadas considera que sus empresas se verán transformadas o cambiadas como efecto de la crisis del COVID-19. El 37 % de las líderes entiende que su organización será totalmente diferente a la que dirigen hoy, y para el 31 % que estará mejor que antes. Asimismo, el 66 % de estas últimas, estima que los efectos se verán a mediano plazo, hasta en dos años podrá notarse cómo afectará el COVID-19 a las actividades u operaciones de su negocio. Para las líderes argentinas, las tres acciones más importantes para que sus organizaciones hagan frente al efecto de la crisis del COVID-19 son:

  1. Las relaciones seguras con los clientes a largo plazo (57 %).
  2. La comunicación intensiva con los stakeholders (43 %).
  3. Mantener al personal clave (37 %).

Crecimiento

  1.  Crecimiento orgánico (51 %).
  2.  Alianzas estratégicas con terceros (46 %).
  3.  Fusiones y Adquisiciones (14 %).

Cambios en el mundo del trabajo

Asimismo, entienden que las acciones para mantener la satisfacción de los empleados serán la flexibilidad horaria (63 %) y el balance-vida trabajo (51 %), y que los principales impactos en el mundo del trabajo serán en el siguiente orden:

  1. Continuará el fortalecimiento en el uso de las herramientas de comunicación y colaboración digital.
  2. El trabajo remoto permitió realizar cambios significativos en las políticas para nutrir la cultura corporativa.
  3. Reducción del espacio de oficinas.

Innovación

Resiliencia

  1. Construir una organización ágil y flexible (60%).
  2. Modernizar a la fuerza de trabajo (adoptando lean, intelligent automation y habilidades bajo demanda) (31 %).
  3. Mejorar el compromiso con el cliente (31 %).

Sustentabilidad

Economía digital

Tecnología y ciberseguridad

Liderazgo femenino

Igualdad de género

Visión de ejecutivas argentinas

Varias mujeres ejecutivas locales opinan sobre cómo se reflejan e interpretan los resultados de la encuesta Global Female en la realidad de sus empresas y en los sectores donde actúan. Por ejemplo, Patricia Bindi, Directora de Banca Empresas de HSBC Bank Argentina, afirma con relación al crecimiento esperado para los próximos años que “el rol de los bancos seguirá teniendo un alto grado de importancia en la contribución de la reactivación de la economía mundial, prevista en más del 4 por ciento para 2021, trabajando de forma colaborativa con el sector público y privado. La digitalización nos permitió aumentar la velocidad de acercamiento y de acompañamiento a nuestros clientes y a los Gobiernos para impulsar el desarrollo económico y la cadena productiva del país. Sabemos que las oportunidades están en la tecnología, en la reinvención de los negocios, la forma de hacerlos y en la velocidad con que cada empresa logre realizar los cambios necesarios. Para todo esto se requiere una cultura organizacional con equipos flexibles, integrados y colaborativos, capaces de adaptarse a un escenario local y global que cambió.” 

Por su parte, Gabriela Terminielli, Directora de BYMA y Co-chair de WCD, cree en cuanto a la condición de liderazgo de las mujeres que existe “una clara visión y la capacidad de convocar a otros, son las dos condiciones clave para ejercer el liderazgo. El líder debe mostrar coherencia entre lo que dice y lo que hace.  Eso es lo único que va a generar que otros quieran seguirlo.  Esa autoridad solamente se gana con autenticidad. El desafío de cambiar el status quo de escenarios que ya no se condicen con los tiempos que vivimos, requiere de coraje.  El líder tibio, el neutro, aquel que no expone sus ideas con convicción y no incluye a los otros, no va a sobrevivir, simplemente porque no es un líder. En este contexto de total incertidumbre donde no hay respuestas para muchas de las preguntas que nos hacemos, la empatía es una característica fundamental del líder.  Quienes piensen que el acompañamiento emocional de las personas a quienes lideramos es algo que se puede soslayar, en el corto plazo verán seriamente afectada la productividad de su negocio”.  

Para Agostina Pechi, Managing Director de Goldman Sachs, continuar nuestro compromiso de impulsar la diversidad de género en el lugar de trabajo y la transparencia con respecto a los datos salariales son pilares fundamentales para poder generar un cambio duradero. Las cifras siguen demostrando que la representación de las mujeres en los niveles más altos es desproporcionalmente baja con respecto a la de los hombres. Si bien entendemos que mejorar en este aspecto llevara tiempo, la retención y crecimiento jerárquico de nuestro talento sigue siendo crucial y ha sido un enfoque continuo para nuestros Comités de Inclusión y Diversidad”.

Por último, Francisca Sanhueza, Country Manager Southern Cone de Biotronik, explica que “Como líder de una empresa de tecnología biomédica, pude evidenciar la acelerada transformación de algunos procesos. Por ejemplo, la Ley de Telemedicina que permite las consultas médicas virtuales y beneficia a los pacientes en ahorro de tiempo y recursos, disminuyendo así la cantidad de personas en hospitales e instituciones; y aunque a la fecha no ha sido reglamentada, sería una ventaja para el control y diagnóstico de los pacientes sin necesidad de la consulta presencial y representaría una solución para el fortalecimiento de los protocolos sanitarios impuestos producto del COVID-19. Sin duda la innovación y la resiliencia serán factores clave para todas las organizaciones, pues la tecnología día a día seguirá posicionándose como el aliado de los líderes de empresas para darle continuidad a sus compañías y permitirles superar los desafíos que se presenten de manera positiva en el contexto actual”.

Lee la nota completa acá.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.